Tecnología Analítica, Un Aliado Indispensable

    ADS

    No está demás decir que las empresas vinculadas al mundo de las finanzas han debido enfrentar una verdadera revolución en cuanto a tener que cambiar el paradigma de “medición de riesgo” al de la gestión del negocio a partir de su riesgo. Este cambio de paradigma a cobrado una mayor acentuación en el último tiempo y en específico en este año 2019.

    La economía mundial y las regulaciones de los estándares internacionales como NIIF 9, NIFF 17 Y BIS, presentan un nuevo escenario aún más desafiantes inherentemente demandan de las empresas un sistema de gestión de riesgo mucho más modernos y complejos

    Las características de las consecuencias definen las dimensiones del reto, pues existen circunstancias desconocidas en el riesgo que pueden resultar conflictivas para el avance de la estrategia de la empresa por lo que no está demás decir que su propia estabilidad y supervivencia se podrían ver involucradas. Si por un lado estas nuevas circunstancias revelan un peligro inminente para la organización, por otro lado, puede derivar a un virtuoso escenario de oportunidades para el negocio.

    Involucrar un modelo de gestión del riesgo dinámico para el negocio, es una tarea que toda empresa debiera realizar, proveyéndose de tecnología especializada, pertinente, a modo de generar soluciones innovadoras pero que a su vez sean eficientes.

    El curso del negocio se puede ver afectado por variables que han de ser abordadas con similar diligencia debido a que el balance es afectado por variados tipos de factores, por lo mismo, los responsables del desarrollo del negocio, sin dejar de lado al área de riesgos, deben visualizar de manera dinámica el surgimiento de los ya mencionados factores.

    Los escenarios estáticos están resultando insuficientes ante la evolución constante y vertiginosa de los mercados y de las industrias, por lo que confiarse en la información de la realidad actual, con los escenarios esperados recurriendo a realizar valuaciones, monitoreos de los flujos de efectivo para la toma de decisiones, viene a configurarse en una práctica débil y poco eficaz.

    Lo que nos permite la tecnología analítica es simular diversos posibles contextos respecto de los flujos futuros de efectivo y perspectivas abriéndonos la posibilidad de generar una planeación del negocio a través de su liquidez, IIN o capital, ejemplo de ello es la real posibilidad de realizar una simulación dinámica del negocio y de ello un análisis eficiente de resultados asertivos.

    La nueva o actualizada información resultante de este proceso, será decisiva para provocar nuevos escenarios y conocimientos más acabados del entorno de la organización.

    Según Luis Barrientos, Experto en Riesgo de SAS Latinoamérica, algunas entidades financieras estarían teniendo dificultades en la realización de sus análisis de riesgo porque no estarían beneficiándose al máximo de las ventajas que ofrece de la tecnología de punta. Él, en su artículo denominado: La tecnología analítica: el mejor aliado estratégico en la planeación de capital”, menciona seis complicaciones comunes que estarían afectando a estas entidades:

    1. Tiempos de entrega de reportes limitados y procesos poco optimizados, lo cual provoca un alto consumo de recursos para elaborarlos, ejemplo de ello son los reportes de liquidez y de capital regulatorio;
    2. Sistemas de información fragmentados, incluso falta de integración de los diversos modelos utilizados para medir el riesgo, lo que se traduce en inconsistencias en los supuestos para generar resultados y, por tanto, en tomar de decisiones;
    3. Apego excesivo a los procesos manuales durante el proceso, lo que trae como consecuencia una ineficiencia en los flujos de trabajo;
    4. Pobre capacidad de procesamiento combinada con la complejidad de los procesos de análisis, deriva en que no se ejecuten dichos análisis con la debida frecuencia y, consecuentemente, existe poco margen para la innovación o el perfeccionamiento de tales procesos
    5. Falta de gobernabilidad de datos, modelos y procesos aunado a una alarmante dependencia a las hojas de cálculo trae un sinfín de problemas en cuanto a auditorías e integridad de la información lo que disminuye la confiabilidad y oportunidad de los resultados.
    6. Orquestación de actividades y rutinas (cálculos) laxas en cuanto a la auditabilidad y transparencia del proceso de análisis del riesgo del negocio.

    Gran parte de estas complicaciones, menciona Luis Barrientos,  son solucionadas con sorprendente eficacia ante la aplicación de soluciones tecnológicas administradas por  modelos probados, que proporcionan a las entidades financieras acceder a procesos flexibles, gobernables, transparentes, repetibles, escalables y auditables; esto es, deben contar con al menos:

    • Gestión de datos eficiente y transparente
    • Flujos de trabajo personalizables
    • Proceso gobernable, repetible y auditable
    • Gestión flexible de escenarios
    • Amplia gama de técnicas de modelado
    • Alto desempeño en procesamiento de información
    • Reportes y visualización dinámica

    Por lo tanto, beneficiarse del uso de tecnología analítica de última generación beneficia de diversas maneras a la entidad, pues permite a los gestores del negocio involucrar de manera transversal a diferentes áreas de la organización, todo, desde su riesgo, en una sola plataforma que integrará toda la información disponible, en un control de acceso robusto, flujos de datos más seguros, modelos dinámicos probados con procesos del negocio mucho más versátiles en toda la empresa.

     

    Fuente: SAS (Blog) https://blogs.sas.com/content/sasla/2019/09/03/la-tecnologia-analitica-el-mejor-aliado-estrategico-en-la-planeacion-de-capital/

    Leave a comment

    Your email address will not be published.