Nubes de puntos para la minería subterránea del futuro

Actualizado: 13 may

La profundización de las operaciones, el cambio en las condiciones geotécnicas, el manejo de materiales y leyes del mineral más bajas hacen de la eficiencia uno de los mayores desafíos para la minería bajo tierra. Los modelamientos tridimensionales son una de las tecnologías que permitirían manejar variables sobre la excavación en tiempo real.





El movimiento de tierra y la excavación de túneles son actividades centrales de la minería. En ellas, hay involucrados recursos técnicos, tiempo y una gran inversión de ingeniería. Gracias a tecnologías como las nubes puntos (Cloud Point), hoy es posible realizar modelos tridimensionales del terreno para monitorear en tiempo real la eficiencia del trabajo de excavación y remoción de material, definir sectores explotables y terrenos donde se pueden construir caminos, por mencionar algunas de sus aplicaciones en la gran minería.


Se trata de un tema especialmente importante para la operación de la minería subterránea, que hoy enfrenta nuevos desafíos relacionados con la profundización de las operaciones, el cambio en las condiciones geotécnicas, el manejo de materiales y leyes del mineral más bajas, citando al portal Minería Chilena. Solo las mayores distancias y la profundización de las operaciones hacen que el trabajo sea menos eficiente, consigna el medio.


En ese contexto, las tecnologías orientadas a optimizar los procesos, disminuir los costos y mejorar la gestión de recursos están siendo cada vez más utilizadas por las empresas mineras –y el mercado chileno– para enfrentar la próxima década. El escáner y confección de nubes de punto son un tipo de modelamiento en 3D que puede apoyar significativamente la actividad de excavación, gracias al análisis en tiempo real del terreno y la operación.


Una nube de puntos 3D es el producto resultante de un proceso de escáner –realizado por un aparato– que se compone por millones de puntos posicionados tridimensionalmente en el espacio. Cada uno de los puntos proporciona información relacionada con el espacio (x, z, y), color e intensidad, explica Mauricio Domínguez, Lead Data Manager de Alaya. Esto permite formar con exactitud milimétrica una entidad física y representar su superficie.


Este año, el equipo de Alaya Digital Solutions comenzó a trabajar con esta tecnología junto al equipo de Codelco, particularmente en el proceso de almacenamiento de la información recogida por los escáneres dispuestos por la compañía en la mina subterránea Chuquicamata. Una vez que los datos son guardados en las plataformas dispuestas para esos fines, se puede llevar a cabo una segunda etapa orientada a extraer y analizar la información. Por el momento, el trabajo de Alaya se ha orientado a la primera fase, de almacenamiento Big Data.


“Esto es por dos razones, primero los sistemas de archivos tradicionales no soportan tanta información y segundo, porque para hacer análisis sobre los datos recogidos hay que tener una plataforma que permita hacer un procesamiento rápido. Con nuestro conocimiento, ayudamos a Codelco a leer, organizar y traspasar ese enorme contingente de datos”.


¿Qué orientaciones pueden proporcionar las nubes de puntos? “Primero que todo, la densidad donde se están haciendo los túneles para la creación de minas subterráneas, dificultades u oportunidades de sobre o sub excavación, es decir, gracias a la visualización se puede monitorear si se está excavando mucho hacia una dirección o si he descuidado otros terrenos”, explica Mauricio Domínguez. “También puedo ver con la intensidad de los colores el tipo de material en el que estoy cavando, piedras que sean más duras o más blandas, y las ubicaciones, es decir, cuánto me debiese demorar o cuánto estoy retrasado”.


“Las nubes de puntos generadas a partir de escaneos ayudan a mantener y monitorear sitios. Ya se están utilizando para ayudar a detectar el movimiento de los túneles subterráneos y asegurar la estabilidad de las paredes del pozo. Pero este es solo el comienzo de los usos del escaneo láser”, escribe Charlie Cropp, experta en el uso de nubes de vectores y cloud data en Correvate. “Para adoptar eficazmente la nueva tecnología es importante comprender los desarrollos y observar las aplicaciones del mundo real”. Su potencial recién comienza.