Especialistas en IA y científicos de datos están entre las profesiones más demandadas en la próxima

La tasa de crecimiento de Chile podría incrementarse en 1 punto porcentual debido a la inteligencia artificial, por cada 3 puntos de crecimiento al 2035. Por eso, avanzar en estrategias de formación de capital humano es clave para proyectar el desarrollo futuro.




Ser ingeniero en ciencias de datos hoy es más valioso que ser un ingeniero tradicional. Esa es la conclusión de un estudio de mercado realizado por LinkedIn, y publicado por Forbes en 2020, que revela que esta disciplina está superando a la ingeniería tradicional dentro de los trabajos mejor calificados. Según el informe, el campo de la robótica se ha convertido en una industria de trabajo “por derecho propio”, y los datos lo respaldan: Se estima que más del 50% de los puestos de ingeniería hoy son en ingeniería robótica y la contratación de especialistas en inteligencia artificial ha crecido un 74% en los últimos cuatro años.


Al mismo tiempo que crece la demanda por nuevos profesionales, lo hace la oferta de puestos de trabajo: el 15% de las empresas consultadas por LinkedIn dice que utiliza IA en sus labores y esperan que esa cifra se duplique el próximo año: “Desde el 2000, el número de nuevas empresas de IA ha crecido hasta multiplicarse por 14”, asegura Forbes.


Según datos del US Bureau of Labor Statistics, para el año 2028, se espera que los puestos de trabajo en informática y ciencias de la información –incluidos los expertos en IA– crezca a 37.000, lo que implica la creación de 5.300 puestos de trabajo, respecto a los 31.700, contabilizados en 2018. Es decir, un aumento del 16% en diez años, lo que supera con creces la tasa de crecimiento promedio esperada para todos los trabajos, de un 5%.


“La inteligencia artificial se está convirtiendo en una parte tan integral de la cultura que, aunque solo un tercio de los consumidores dice que la usa, los datos muestran que esa cifra se acerca al 77%”, dice el artículo del sitio web Computer Science Degree Hub.


Algunos de los trabajos mejor calificados en inteligencia artificial son ingeniero de Machine Learning, desarrollador de software, científico de robótica, desarrollador de inteligencia de negocios, por mencionar algunos. “Los altos salarios son un gran atractivo para los puestos en IA, al igual que satisfacción laboral”, dice el medio. De acuerdo al sitio web kdnuggets, los ingenieros de Machine Learning tienen los índices más altos de satisfacción laboral, seguidos por los científicos de datos and Business Intelligence.


Un campo que crece en Chile


A fines del 2021, el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, presentó la Primera Política Nacional de Inteligencia Artificial, con el objetivo de trazar objetivos concretos en materia de formación y desarrollo en los próximos diez años. Esta reúne 70 acciones prioritarias y 185 iniciativas con impacto, entre otras cosas, en la formación de talentos, contemplando una inversión pública de $26 mil millones.


En este ámbito en particular, se buscará “adaptar y potenciar instrumentos de certificación o calificación para habilidades relacionadas con IA” y promover cursos de capacitación en esta tecnología, en conjunto con el Ministerio del Trabajo, de Economía y la CORFO. El plan de acción también contempla la focalización de Becas Chile de Doctorado en el extranjero, para programas vinculados a IA; iniciativas de colaboración en I+D entre universidades y el sector productivo y la generación de incentivos y acuerdos público–privados para la inserción de profesionales con grado de doctor/a en empresas de tecnología.


No obstante, se reconoce una brecha de capital humano importante en todos los niveles, en industrias relacionadas con la transformación digital. A modo de referencia, plantea que el programa Talento Digital diagnosticó una brecha de aproximadamente 65.000 profesionales al año en tecnologías digitales. Otros estudios han identificado vacíos entre las habilidades que entregan las Instituciones de Educación Superior (IES) y las competencias que demanda la industria, particularmente para la Industria 4.0.


“El crecimiento económico futuro del país depende de la IA, al punto que la tasa de crecimiento de Chile podría incrementarse por esta tecnología en 1 punto porcentual, por cada 3 puntos de crecimiento al 2035”, dice el documento presentado en 2021. Avanzar en formación es clave para desarrollar el potencial que ofrece esta tecnología al futuro.