Cómo China está liderando el futuro de la inteligencia artificial

Desde la digitalización e informatización de todos los servicios públicos hasta el desarrollo de tecnología que permite convertir desechos naturales en recursos energéticos. De acuerdo a medios especializados, como la revista Time, el gigante asiático está a la vanguardia en la manifestación de la cuarta revolución industrial.



“Desde hace muchos años, China ha sido la fábrica del mundo (…), pero si todavía piensa en ellas como talleres clandestinos, probablemente es momento de cambiar su percepción”. Así comenzaba en agosto del año pasado, la revista Time, su reportaje sobre el gigante asiático, y cómo sus avances en IA están cambiando la forma de hacer los negocios.


“Como sociedad hemos experimentado tres revoluciones industriales distintas: la energía de vapor, la electricidad y la tecnología de la información”, describe Time. “La IA es el motor que impulsa la cuarta revolución industrial a nivel mundial, digitalizando y automatizando todo, y China está a la vanguardia en la manifestación de este cambio sin precedentes”.


Tras sufrir levemente las consecuencias de la pandemia, el medio explica que su recuperación económica se ha visto impulsada por la adopción de la inteligencia artificial (IA). “Después de superar a Estados Unidos en 2014, China ahora tiene una ventaja significativa sobre el resto del mundo solicitudes de patentes de IA”, dice Time.


En el ámbito académico, también superó recientemente a Estados Unidos en el número de publicaciones de investigación relacionadas con la inteligencia artificial y citas de revistas. Todo ello, mientras el número de aplicaciones comerciales crecen día a día: desde software, hardware y robótica, aplicada a la agricultura, la minería y la investigación.


La IA reduce los costos operativos, mejora la eficiencia y la productividad, y genera un crecimiento de los ingresos: por eso está marcando una diferencia en la competitividad. Un reporte de Accenture revela que la IA tiene el potencial de agregar hasta 1,6 puntos porcentuales a la tasa de crecimiento económico de China para 2035, reconfigurando así, el tradicional modelo de desarrollo, basado en inversión de mano de obra y capital.


Big Data al servicio de las personas


La digitalización y la informatización siguen siendo elementos clave en la agenda de China, dice el Instituto Mercator para Estudios de China (Mercis), en un reporte publicado a comienzos de este año. Según consigna la entidad, el objetivo principal de las autoridades es aprovechar las tecnologías de la información (TIC) y el Big Data para mejorar la eficiencia de la gobernanza en todos los sectores: “Las soluciones basadas en datos se consideran esenciales para simplificar la burocracia”, señala Mercis.


En ese contexto, el gigante asiático ha enfatizado en el intercambio de datos y la integración entre las agencias gubernamentales, para generar un mejor uso del análisis de Big Data, así como la adopción de la inteligencia artificial para predecir y prevenir riesgos, desde económicos y ambientales hasta riesgos políticos y de salud pública.


No obstante, los mismos centros de estudios alertan que hay diversos temas asociados a la privacidad de los datos que hay que observar de cara a esta transformación sin precedentes.


El caso de la minería


Aunque Chile posee los mayores recursos de cobre del mundo, China ha logrado convertirse en el principal productor de cátodos de cobre, en gran parte gracias a su tecnología. En la actualidad, hay más de 30 fundiciones de cobre en el gigante asiático, principalmente en Jiangxi, Anhui, Gansu, Yunnan, Shandong y Hubei, con capacidades de 100.000 a 400.000 toneladas, según Springer Link. El proceso de fundición, en tanto, es cada vez más avanzado gracias al control de procesos al interior de las plantas.


Eficiencia en la gestión de desechos


Un artículo de South China Morning Post, cuenta que Alibaba Cloud está desplegando inteligencia artificial para hacer más eficiente el proceso de incineración de desechos, apoyando así el objetivo del país de convertirse en carbono neutral al año 2060. El algoritmo desarrollado por la unidad de servicios en la nube de Alibaba Group Holding busca generar 360 millones de kilovatios-hora (kWh) adicionales de electricidad cada año, desde estas instalaciones, equivalentes a la energía de 33.600 hogares estadounidenses.


“A través de la automatización, hemos cambiado la forma en que operan las plantas de tratamiento de basura para reducir la presión laboral de los operadores, la contaminación ambiental y los costos de mantenimiento de los equipos”, dice Zeng Zhenyu, vicepresidente de Alibaba Cloud en la nota de South China Morning Post.