Agrosuper y Alaya desarrollan solución que separara los cortes de cerdo en proceso de calibrado

Este proyecto consta de una cámara que identifica qué tipo de producto llega y lo distribuye automáticamente gracias a la tecnología de Inteligencia Artificial. La primera etapa ya está validada y hoy se trabaja en su continuidad.


Uno de los desafíos de la sala de calibrado en la planta es clasificar los productos que llegan, proceso que utiliza el 40% del tiempo de los colaboradores. En esta etapa se identifican y separan los productos de cada bandeja con el fin de cuadrar el peso requerido y embalar la bandeja correspondiente.


Una gran tarea para la cual Planta Lo Miranda definió tres grandes familias de productos para clasificarlos y conjuntamente buscar una solución tecnológica que permitiera separarlos automáticamente. Las categorías serían, entonces, cueros, huesos y grasas. Es aquí donde entra a jugar la inteligencia artificial.


Alaya desarrolló un algoritmo para que una cámara, posicionada estratégicamente y controlada de forma remota, identificara a qué categoría corresponde cada producto y eventualmente en el futuro, pudiera separar los cortes para agilizar el trabajo de embalado de cada bandeja. Para ello, recabaron por un periodo de tiempo previo, grandes cantidades de imágenes de cada uno de los productos, con el fin de idear y desarrollar esta solución. El resultado final fue un 95% de precisión.


Si bien la segunda parte del proyecto (distribución automática de los productos) aún está en proceso de desarrollo, este descubrimiento les ha permitido dimensionar el ahorro de tiempo que esto significa para su planta de trabajo y los beneficios que esto implica para otras labores y áreas.




Pasos pequeños, grandes impactos

Ahorro de tiempo, valor agregado y apoyar la labor de los colaboradores son algunos de los beneficios que se lograrán con la implementación de la inteligencia artificial, en un proyecto cuya primera etapa se encuentra 100 por ciento validada.


Paula Clavería, jefa de Congelados de Planta Lo Miranda, comenta que “con esta mejora nosotros podremos aumentar nuestra productividad en un 10%, lo que equivale a sumar 175 bandejas diarias al proceso de calibrado. Además esto permitirá descongestionar otras áreas de calibrado, optimizando de mejor manera el tiempo de sus colaboradores”.

Hoy la tecnología digital, como medio para generar valor y diferenciarse de la competencia, es clave para irrumpir en la industria 4.0. De hecho, el proyecto fue postulado por Clavería al programa “Ruta de la Innovación” de Agrosuper, donde esperan recibir financiamiento para ampliar su alcance. “Nos fue excelente con la tecnología de Alaya”, cuenta Paula, quien agrega que ésta es la primera vez que participa en un proyecto de este tipo. “No había tenido la oportunidad de ser parte de un piloto con esta tecnología que tiene una capacidad de implementación muy amplia en ésta y otras plantas”.

Esta tecnología también podría ser útil en otros procesos como la clasificación de cajas, la medición de rendimiento de carne e identificación del porcentaje de grasa, entre otros. La ejecutiva agrega que incluso están evaluando trasladar esta cámara con visión artificial a otra etapa del proceso para que al área de calibrado lleguen los productos previamente clasificados.